No más “idiotas valientes” en Sonora




En el gobierno de Claudia Pavlovich no habrá “Idiotas valientes” que utilicen sus cargos para favorecer a candidatos a puestos de elección popular, como sucedió de manera descarada en el pasado gobierno padresista, en el cual los servidores públicos participaron de manera abierta en procesos electorales estatales y nacionales derrochando recursos públicos de las instituciones desfalcadas.
La gobernadora Pavlovich firmó un convenio con autoridades electorales, judiciales y el titular de la Fiscalía para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), Héctor Marcos Díaz-Santana Castaños, para garantizar un proceso electoral libre, equitativo y transparente.
Con el acuerdo con la Fepade, la gobernadora Pavlovich dijo que habrá blindaje electoral en Sonora para no permitir ni solapar, la intervención o actuación de servidores públicos en la jornada electoral.
“El funcionario estatal que quiera participar en el proceso electoral, tendrá que renunciar”, reiteró la gobernadora en el evento con el titular de la Fepade.
“Quiero que sepan que sobre advertencia no hay engaño, como siempre les digo a mis compañeros funcionarios, por ningún motivo permitiré que en estas elecciones se desvíen recursos, tiempo o lo que sea para dedicarle a candidatos o candidatas afines o de cualquier otro partido”, dijo.
Con las nuevas reglas del juego político que incluyen declaraciones patrimoniales, y poner “bajo la lupa” a los funcionarios públicos, en este nuevo gobierno claudillero se busca desterrar las malas prácticas gubernamentales, entre ellas la intervención en los procesos electorales que generaron el hartazgo y la desconfianza ciudadana en los partidos, políticos y las actividades políticas lo cual se refleja en el grave abstencionismo que raya en el 50 por ciento de participación ciudadana en las elecciones. 
Y es que está fresca en la mente de los sonorenses, el escándalo nacional por la descarada participación en el 2012 en actividades político partidista del entonces secretario de Gobierno padresista Roberto Romero López, quien en una reunión con funcionarios que fue grabada y subida a redes sociales, les exigió apoyar con todo al entonces precandidato presidencial panista Ernesto Cordero. 
En el 2012 en el programa noticioso matutino “El Mañanero” de Televisa, conducido por el payaso tenebroso Brozo (Víctor Trujillo), se difundió la denuncia pública contra el secretario de Gobierno Roberto Romero López, y se difundió una grabación donde se escucha que amenaza con despedir a funcionarios que no apoyen la precandidatura de Ernesto Cordero, y solicita su apoyo “para hacer quedar bien al Gobernador (Padrés) ante el presidente (Calderón)”.
Luego de trasmitir al aire un extracto de la grabación con la voz del entonces secretario de Gobierno, Brozo se mofa de lo dicho por éste, a quien en forma despectiva lo llama “un idiota valiente”, luego de escuchar que Romero expresa: ‘Y no me da miedo que me graben’.
Otro caso descarado de intervención de autoridades en los procesos políticos, se registró en el gobierno municipal del panista Alejandro López Caballero, quien en una reunión con cientos de personas en su residencia en Hermosillo, les pidió que apoyaran con todo a la candidata a diputada local del PAN, Carolina Lara, a la vez que hizo comentarios despectivos contra la abanderada del PRI, Rossy Martínez, adversaria de la “Carito”, quien fuera administradora del organismo operador del Agua Municipal. 
La Carito perdió la elección, pero por negociaciones políticas “derrotaron” a Rossy Martínez, en la mesa del organismo electoral. Pero esa es otra historia.
Pero los funcionarios panistas padresistas no solo intervinieron en procesos políticos de Sonora, sino también de manera descarada a nivel nacional bajo el grupo denominado “Fuerza XXI”, a través del cual despilfarraron recursos públicos en campañas, como quedó demostrado en varias ocasiones con las detenciones de funcionarios o militantes panistas de Sonora en otras entidades, donde habían sido comisionados para financiar y operar elecciones a favor de los candidatos panistas.
Por lo anterior, cobra relevancia el convenio firmado por la gobernadora Pavlovich con la Fepade y autoridades electorales y judiciales, a fin de reafirmar el compromiso de la gobernadora Pavlovich de blindar los procesos electorales en Sonora, y que no haya “mano negra” de los funcionarios en la jornada electoral ni en las urnas. No más idiotas valientes en el gobierno de Sonora. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Ms informacin en esta seccin

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota