Morena presenta ley anti chancla



Explicó que las personas que ejercen la patria potestad, la custodia o tutela no podrán imponer castigo corporal o cualquier otro tipo de trato humillante como forma de corrección disciplinaria.
“Las personas que tienen bajo su patria potestad a un hijo tienen la obligación de protegerlo, educarlo con amor y respeto sin usar violencia familiar, además de observar una conducta que sirva de buen ejemplo a los hijos y educarlos para que respeten las normas de convivencia social. En caso necesario, las autoridades le darán el apoyo que requieran para proteger y socializar a sus descendientes y para restituirlos al domicilio familiar, en los casos en que proceda”, comentó.
Chaira Ortiz sostuvo que se establece la prohibición expresa de castigos corporales u otro tipo que resulten humillantes a los menores y se incluye el derecho a la crianza positiva de los menores, entendiendo esto como la educación con amor.
Puntualizó que se tiene que entender que existen formas distintas de guía, corrección y actuación ante la educación ante los hijos y se debe coadyuvar al planteamiento de estrategias para mejorar la convivencia en casa que beneficie a corto y a largo plazo la construcción del tejido social basado en el respeto a los derechos humanos y una crianza positiva.
La presente iniciativa fue turnada a la Comisión de Justicia y Derechos Humanos para su análisis y dictaminación.

Más información en esta sección

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota