Zonas arqueológicas de Yucatán ya tienen fecha de reapertura


CIUDAD DE MÉXICO.- A partir de este lunes comenzará la reapertura de zonas arqueológicas y museos del INAH en Yucatán, que se llevará a cabo de forma escalonada y los primeros espacios de esa entidad serán Uxmal, Xcambó, Mayapán, Izamal y Ek Balam, después Chichén Itzá y Dzibilchaltún.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que la reapertura de zonas arqueológicas y museos de Yucatán que estén bajo su resguardo serán reabiertas bajo “estrictas medidas que marca la nueva normalidad, a fin de garantizar la seguridad y el bienestar de su personal operativo y de los visitantes”.La reapertura iniciará el lunes 14, fecha en que reabrirán sus puertas al público los sitios de Uxmal, Xcambó, Mayapán, Izamal y Ek Balam; sin embargo, el INAH informó que en el caso de Uxmal, el espectáculo nocturno está suspendido.

Después, el martes 22 de septiembre, reabrirán las zonas arqueológicas de Chichén Itzá y Dzibilchaltún; “en la primera, bajo un estricto protocolo, el aforo permitido será de 3 mil visitantes diarios y sus horarios especiales, al igual que Noches de Kukulcán, están suspendidos. Mientras que en la segunda, estarán cerrados el cenote, el Templo Parado y la Aldea Maya”.

El INAH especificó que los sitios operarán de lunes a domingo, en horario reducido, de 8 a 17 horas, por lo que el último acceso será a las 16 horas.

La reapertura de los museos del INAH en Yucatán se llevará a cabo a partir del jueves 17 de septiembre, con el Museo Regional de Antropología, Palacio Cantón, con horario de lunes a viernes, de 10 a 17 horas; así como el Museo del Pueblo Maya, ubicado dentro de la Zona Arqueológica de Dzibilchaltún, que estará abierto de martes a domingo, de 8 a 15:00.

“De forma permanente, el Centro INAH Yucatán contará con una comisión de trabajadores que vigilará y dará seguimiento a los protocolos de salud, a fin de garantizar que estos se apeguen a los estándares en la materia, en términos del Acuerdo por el que se establece una estrategia para la reapertura de las actividades sociales, educativas y económicas, así como lo señalado en el Plan de retorno e incorporación del INAH a la nueva normalidad”, dijo el Instituto.

Más información en esta sección

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota