Logra guaymense cambio de identidad ante el INE; ahora es Fernanda


Cuando se dio cuenta que no podía continuar en lo que define como "esclavitud social", Fernanda, quien nació hombre, decidió asumirse como una mujer a sus 28 años, paso que, a su consideración, tomó de manera tardía pues proviene de una familia cristiana evangélica.

Fernanda Juárez Velarde, originaria de Guaymas, comenzó su proceso de transición al género femenino hace cuatro años y en febrero de este año logro que el gobierno la reconociera legalmente como una mujer, al concretar su cambio de identidad ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

"El procedimiento no es tan complicado pero no se te resuelve en un día ni en una semana, puede ser que te lleve de dos semanas a quizá hasta seis semanas y pueden ser más de dos citas en lo que te resuelven el procedimiento", compartió

La chica trans, de 32 años, viajó en diciembre pasado a la Ciudad de México para solicitar su acta de nacimiento con nombre de mujer ante el Registro Civil, ya que toda su vida, siendo hombre, había sentido que sus preferencias sexuales, gustos en forma de vestir, sentimientos e intereses se inclinaban a los del género femenino.

El único requisito que le requirieron en la dependencia, dijo, fue que comprobara ser residente de la Ciudad de México, y con apoyo de familiares que radican en el Centro del País, presentó un comprobante de domicilio y el trámite lo concretó en casi tres semanas.

Una vez expedida la nueva acta de nacimiento, regresó a Sonora y la presentó ante el Registro Civil del Estado, donde le recogieron el documento antiguo y le dieron validez legal al recién tramitado, con el que acudió al INE para solicitar su identificación oficial.

"Es un recurso muy importante para una persona trans, porque aunque no es una garantía, sí nos brinda un poquito más de seguridad, o sea ya legalmente tenemos el respaldo del gobierno, validándonos como mujeres políticamente hablando y eso es excelente, aunque no evita que vaya a sufrir discriminación", manifestó.

Fernanda actualmente es maestra de universidad, egresada de la Unison de la carrera de Psicología y está interesada también en modificar la identidad de sus certificados profesionales como el título y cédula.

Aunque en su familia es bien recibida y amada por sus padres y dos hermanos mayores, comparte que todavía pasa por momentos difíciles pues no aceptan su nueva identidad y se dirigen hacia ella en masculino, como Fernando, nombre que originalmente le dieron sus padres al nacer.

"Sí es una agresión que alguien no valide mi identidad, aunque sea mi familia, pero obviamente al ser mi familia creo que es mi papel de alguna forma entender su postura o sus motivos, pero no dejo de reconocer que es una agresión hacia mí porque ni siquiera hacen el intento", lamentó.

Hace dos años, Fernanda comenzó un tratamiento hormonal para desarrollar de forma natural características físicas de mujer, el cual le ha permitido desenvolverse mejor en la sociedad.

"Al principio, la inestabilidad en las emociones, la sensibilidad, el estar llorando por casi todo, el magnificar las cosas, el estar todo el tiempo triste, el perder súbitamente energía y fuerza, el ver como tu cara y tu cuerpo van cambiando", dijo.

En Sonora, aseveró, aún existe un gran desconocimiento en el tema, lo que impide que más personas en esta situación decidan transformar su vida dejando atrás los prejuicios de la sociedad.

Con información de Uniradio Noticias

Más información en esta sección

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota