Terapia para mejorar control clínico y financiero de la diabetes en MX


La diabetes es una enfermedad con una importante prevalencia en México, pero nuevas terapias prometen ayudar a controlar su impacto financiero y en la salud.
 
Por: NotiPress
 
MÉXICO.- La diabetes es una enfermedad provocada por el exceso persistente de glucosa en la sangre, aunque su impacto en el cuerpo de quien la padece es sistemático y complejo. Es por esto que el control de la diabetes contempla varios tipos de terapias simultáneas, con miras a reducir los efectos de esta enfermedad en el peso, los riñones, el hígado, el corazón y los músculos. La variedad de complicaciones que puede provocar la diabetes hace de esta una enfermedad con una importante carga financiera y clínica, considerando su amplia prevalencia en México.
 
En México 14 millones de personas viven con diabetes, aproximadamente el 18% de los adultos mayores de 20 años, constituyendo al país en el quinto lugar a nivel mundial en prevalencia. Además, es el primero en sobrepeso y obesidad, condiciones que están relacionadas con el 90% de los casos de diabetes. Además, esta es la primera causa de insuficiencia renal e infartos del miocardio, según la Federación Internacional de Diabetes.
 
Una parte importante de los pacientes de diabetes reciben terapias de control glucémico (es decir, de la glucosa) a partir de insulina basal, análogos de la incretina GLP-1 (Péptidos similares al glucacón tipo 1) o una combinación. No obstante, un enfoque centrado solo en la administración de insulina no logra suficiente control del azúcar y puede generar consecuencias importantes como episodios de hipoglucemia recurrentes y daño vascular.
 
Esto ha hecho necesario el desarrollo de terapias como IDegLira, de la farmacéutica Novo Nordisk; una coformulación de Liraglutida, análogo de GLP, e insulina basal Degludec. Según contó el doctor Valentín Sánchez, especialista en endocrinología del Hospital General de México "Dr. Eduardo Liceaga", en exclusiva para NotiPress, estos dos compuestos presentan ventajas importantes contra otros de su mismo tipo.
 
Por una parte, la Liraglutida, análogo a la hormona dedicada a estimular la liberación de insulina en el páncreas, resulta superior en términos de supresión de apetito y absorción de glucosa, con respecto a similares como la exenatida. Estas propiedades hacen de esta incretina un medicamento útil asimismo como tratamiento contra la obesidad. La insulina Degludec, análogo a la insulina preayuno, tiene la particularidad de actuar de forma prolongada, lo que reduce de manera significativa el riesgo de hipoglucemia.
 
"La terapia combinada se utiliza cuando el paciente no está logrando su meta de control a pesar de ya tiene terapia con insulina, porque no incrementa el número de aplicaciones. Con una sola, se logra la meta de control sin incrementar el riesgo de que disminuya el azúcar de manera importante, la hipoglucemia; ni de ganar de peso.", añadió Sánchez.
 
A las ventajas en términos de supresión de apetito y control glucémico se aúna la protección vascular que otorgan la Liraglutida y el Degludec. Estas brindan tasas de mortalidad por accidentes cardiovasculares de -22% con respecto a otras formulaciones de insulina y GLP-1, incluso en pacientes mayores a 60 años y con condiciones cardiovasculares subyacentes. Ello resulta importante considerando que el 58% de las muertes de pacientes con diabetes se deben a causas cardiovasculares. Además, el 85% de los diabéticos están en riesgo de sufrir un evento de este tipo, según la Sociedad Española de Diabetes.
 
Esta además destaca por su presentación en plumas de inyección subdérmica y no dolorosa, cada una conteniendo 300 unidades de insulina para su uso según indicaciones médicas. Esta puede administrarse una vez cada 24 horas de forma flexible e independiente de la ingesta de alimentos.
 
Al respecto, Sánchez finalizó: "Es una fórmula bastante segura que está rompiendo barreras y puede ayudar en cuanto a adherencia a tratamiento, ya que hasta el 75% de los pacientes en México están sin control de insulina". Tan solo la diabetes ocupa el 53% del gasto total en enfermedades de alto impacto, según el informe de riesgos financieros del Instituto Mexicano del Seguro Social en 2018. Ello y las múltiples complicaciones ponen de relieve la importancia de generar mejores terapias para una enfermedad con la carga financiera, física y emocional como la diabetes.

Más información en esta sección

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota